domingo. 14.07.2024

El absentismo por bajas laborales no relacionadas con el trabajo en 2023 costó en Ceuta 28,46 millones de euros, un coste que asumieron conjuntamente las empresas y el sistema sanitario. En total, todo el absentismo de 2023 equivalió a que 1.454 trabajadores de Ceuta no trabajaran durante ningún día del año, es decir, más del 7,5% del total de afiliados al régimen general.
Todo esta problemática ha sido analizada recientemente por la Confederación de Empresarios de Ceuta junto a la patronal de las Mutuas colaboradoras con la Seguridad Social. Las empresas de Ceuta y el sistema asistencial en general están soportando un sobrecoste por unas cifras incomprensiblemente altas de absentismo. De hecho, el absentismo se ha incrementado en los últimos cinco años un 31,87%, frente al incremento nacional del 28,94%. Uno de cada tres trabajadores que hoy no acude a trabajar, sí acudía antes de la pandemia.
Pero ¿qué se puede hacer para solucionar este impacto sobre la el coste y la productividad de nuestras empresas?
Una de las soluciones sobre las que se debe empezar a debatir la tenemos en la negociación colectiva. Los convenios colectivos, a través de la negociación, tienen en su mano poner freno a un problema que afecta a la productividad de nuestro tejido productivo. Si en los convenios colectivos se empiezan a proponer límites a los complementos y a las mejoras a la prestación por ITCC o, en su caso, a suprimirlos o tratar de reducirlos, esto tendría un impacto directo e inmediato en el absentismo. De esta manera se desincentivaría el uso indebido que está detrás de las cifras tan abultadas de absentismo en nuestra ciudad.

La negociación colectiva puede frenar el abuso del absentismo laboral
Comentarios