sábado. 18.05.2024

La Ciudad Autónoma de Ceuta lleva semanas sufriendo serias limitaciones para transportar mercancías peligrosas y resíduos de origen animal. Tal y como adelantó la prensa local los últimos días, desde la retirada del último buque que realizaba ese servicio, son múltiples los perjuicios que están teniendo que ser solventados con parches eventuales para conseguir transportar mercancías peligrosas.
Los efectos de esos perjuicios no son evidentes aún para los ciudadanos de Ceuta, pero sí lo están sufriendo sectores muy concretos de nuestra ciudad y es cuestión de tiempo que dichas carencias se acaben trasladando a todos los habitantes. "No sólo hablamos de productos como bombonas de butano, oxígeno medicinal hipoclorito y anhídrido carbónico para la desaladora, transporte de basuras o productos de origen animal como piensos para la alimentación de caballos. Hablamos de multitud de productos catalogados como mercancías peligrosas por la legislación y que de un modo u otro acaban siendo afectados por la falta de transporte".
Existen 9 categorías para las mercancías peligrosas, en las cuales entran materias y objetos peligrosos, como explosivos y pirotecnia, gases como el oxígeno, butano o nitrógeno, líquidos inflamables como gasolina, alcohol, pinturas o disolventes, materias sólidas inflamables, materias autorreactivas y materias explosivas desensibilizadas sólidas, carbón en polvo, harina de pescado no estabilizada, algodón húmedo, fósforo blanco, materias comburentes, nitratos, peróxido de hidrógeno (agua oxigenada) con más de 60% de oxígeno, materias tóxicas, materias infecciosas, desechos clínicos, materias radioactivas, corrosivas u otros objetos peligrosos diversos, como amianto, pilas de litio, maletines de primeros auxilios, etc.

Tal lista de productos incluye algunos que no son exclusivos de los servicios públicos sino que afectan a muchas empresas y a servicios que los ciudadanos consumen habitualmente, desde CO2 para presurizar barriles de cerveza en la hostelería hasta materiales que se usan en la construcción.
Muchas empresas están empezando a tener problemas para traer esas mercancías y, de no solucionarse esta situación, se tendrían que ver obligados a variar los contratos con sus suministradores para en muchos casos enviar la mercancía a Málaga en vez de a Algeciras, con el fin de intentar conseguir un transporte puntual desde ese puerto. Esto generaría un incremento en sus costes de transporte y aprovisionamiento en una solución temporal que ni siquiera garantizaría que el transporte se pudiera llevar a cabo de manera asidua.
Para cualquier ciudad, y especialmente para una como Ceuta, el transporte de mercancías peligrosas representa una NECESIDAD BÁSICA para ciudadanos y empresas.
La Confederación de Empresarios considera que la existencia de una línea de abastecimiento para estas mercancías debe estar garantizada por la administración, al margen de negociaciones temporales que cada operador se está viendo obligado a articular para que esta situación no se acabe convirtiendo en un verdadero problema para todos.

La CECE advierte de las consecuencias de las carencias del transporte de mercancías...
Comentarios