sábado. 20.04.2024

El Sindicato Médico de Ceuta (SMC) levanta de nuevo la voz ante las persistentes dificultades que enfrenta el Hospital Universitario de Ceuta y sus profesionales debido a los continuos problemas del nuevo programa informático instalado recientemente por el Ingesa. El sindicato expresa su preocupación por una serie de fallos que están afectando tanto a los profesionales de la salud como a los pacientes.

Entre las principales preocupaciones planteadas por todos los profesionales que lo tienen que usar se encuentran que la receta electrónica es deficiente, ya que se ha vuelto altamente inoperativa, generando inconvenientes en la gestión de la atención sanitaria.

A esto se suma la existencia de dos programas independientes para la gestión de la atención sanitaria que, con la fragmentación, ha complicado los procedimientos médicos y administrativos.

Además, la revisión del historial previo de los pacientes es mucho más compleja, perdiendo así la visión global en el tiempo, por lo que al médico cada vez le es más difícil atender a los pacientes con el escaso tiempo del que dispone, al tener que perderlo en el ordenador con un programa poco intuitivo, lento y complejo. En adición a lo anterior, el manejo de la prescripción farmacológica y no farmacológica hospitalaria resulta difícil y complicada.

La Gestión Burocrática no se queda atrás, ya que el gestor de peticiones intra y extrahospitalario parece estar orientado más hacia labores administrativas que hacia simplificar y desburocratizar las consultas médicas, contribuyendo así a un aumento del papeleo en un hospital que se había concebido como “sin papeles”.

También, se han señalado preocupaciones adicionales sobre la seguridad del paciente, incluyendo la falta de acceso rápido y fiable a la medicación activa en la receta electrónica, lo que se considera extremadamente peligroso para la salud del paciente.

Otros problemas reportados incluyen dificultades para seleccionar pacientes ya que mantiene la antigua selección, retrasos significativos en la apertura de aplicaciones de prescripción, errores frecuentes al intentar acceder a enlaces externos, dificultades en la navegación debido a la sobrecarga de información irrelevante y en la que hay que ir borrando datos continuamente para poder abrir informes, y errores de codificación, entre otros.

Y por si todo lo anterior fuera poco, el nuevo programa informático es más lento y menos intuitivo que la anterior versión, por lo que nadie comprende por qué el INGESA se ha gastado un dineral en cambiar la anterior versión informática, que funcionaba correctamente por una mucho peor y que tantos quebraderos de cabeza está ocasionando a los profesionales como usuarios de la nueva herramienta informática y especialmente a los pacientes que son los destinatarios de dicha aplicación.

Ante esta situación, el SMC insta al INGESA a reunirse con los profesionales, escucharlos y atender a sus recomendaciones, así como tomar medidas urgentes para abordar estos problemas informáticos, garantizando así la seguridad y eficacia de la atención médica en el Hospital Universitario de Ceuta.

El SMC denuncia los continuos fallos en el sistema informático y los riesgos que...
Comentarios