viernes. 19.04.2024

El abogado del Sindicato Médico de Ceuta (SMC), José Vázquez Ávila, ha presentado una denuncia por presunta prevaricación y persecución sindical. Los denunciados son el equipo directivo del Hospital Universitario de Ceuta (HUCE) así como la directora General del Instituto Nacional de Gestión Sanitaria (Ingesa) en Madrid, Belén Hernando. Esta denuncia penal fue interpuesta por el que fue jefe del Servicio de Oftalmología del Hospital Universitario de Ceuta, los últimos 18 años.

El pasado 1 de julio, el jefe de Oftalmología, fue cesado por la Dirección de la HUCE, tras la celebración de un proceso de selección, que tenía como objetivo apartarlo. Lo que más preocupa al SMC de esta situación es que este cese, presuntamente, ha sido como represalia por ejercer su derecho a la huelga.

El SMC quiere recordar que este oftalmólogo puso su servicio en la vanguardia nacional con la inclusión de las últimas técnicas de diagnóstico quirúrgico y galardonado con la medalla de oro de la Autonomía de Ceuta. Además, siempre se ha distinguido por impulsar la formación de sus compañeros y compañeras. También son muy numerosas las muestras de agradecimiento de los pacientes ceutíes a su profesionalidad, humanidad y lealtad a nuestra ciudad, renunciando en estos años a mejores ofertas de otros hospitales.

En el escrito presentado y admitido por la Justicia Penal, se denuncia, entre otras irregularidades, que se produce indefensión porque la citada convocatoria no ha sido hecha pública en los mismos lugares en que se publicó la convocatoria, por lo que se vulnera el punto 3.8 del Anexo III del plan de ordenación de recursos humanos del personal estatutario del Ingesa.

Por otra parte, se empleó un baremo no correspondiente al de la jefatura de oftalmología, sino al de selección de interinidades de facultativos especialistas de área. Además, se incumplieron los plazos administrativos en un proceso meteórico donde se llegó a emplear la red social de mensajería WhatsApp para la convocatoria. También se instrumentalizó a la Junta Técnico-Asistencial, se expulsó al representante del Sindicato Médico en el momento de la deliberación del tribunal, y hubo una situación de “regañina” por parte del presidente del tribunal al entonces jefe de Oftalmología durante la defensa de su proyecto de gestión. Y, presuntamente, la pertenencia del que fuera jefe de Oftalmología al Comité Ejecutivo del Sindicato Médico (además de delegado sindical) y al Comité de Huelga y el haber ejercido su derecho a la huelga vigente, fueron elementos determinantes para no “quererlo como jefe” por parte de la Dirección del HUCE.

La directora General del Ingesa, tras ser conocedora de todo lo denunciado, se comprometió a investigarlo para garantizar la imparcialidad y objetividad del proceso. Pero finalmente Hernando permitió que se celebrara dicha prueba. 

Se inicia ahora un proceso de instrucción penal en el que los directivos del HUCE y del Ingesa de Madrid tendrán que responder ente el Juez Instructor por presunta prevaricación administrativa. También tendrán que explicar por qué un profesional que ha venido ejerciendo como jefe de Oftalmología durante 18 años, a satisfacción de varios gerentes y directores médicos, y sobre todo de los pacientes, ahora por pertenecer al sindicato médico se le somete a un proceso selectivo exprés para apartarlo de su trabajo.

Por ello, el SMC lamenta profundamente el daño moral ocasionado al médico y compañero. Un nuevo ejemplo de que a la administración no parece importarle la falta de facultativos y la falta de servicios médicos que sufre el HUCE y los ciudadanos.

El equipo directivo del HUCE y la directora del Ingesa denunciados por lo penal
Comentarios